Método 10/10/10, ¡Ahorrar sin esfuerzo!

¿Quieres ahorrar pero no sabes cómo hacerlo? ¿Has probado un montón de técnicas y ninguna tiene resultados? Ahorrar es una tarea complicada y más teniendo en cuenta los imprevistos que se originan cada día.

En anteriores posts hemos hablado de distintas técnicas de ahorro, por ejemplo: la nueva modalidad japonesa que te permite ahorrar hasta 200€ al mes, cómo ahorrar si vives en una ciudad cara, cómo mejorar tu capacidades de ahorro o que aplicaciones pueden ayudarte a conseguirlo.

Si con todo ello aun no lo has conseguido, ¡no tires la toalla! desde Wonga queremos presentarte un sencillo método que te ayudará en tu propósito. ¿Has oído hablar de la regla 10/10/10? Con ella no sólo ahorrarás sino que además podrás gestionar mejor tu dinero.

ahorrar

¿En qué consiste este método para ahorrar?

A diario, se nos plantean numerosas situaciones sobre las que tenemos que tomar decisiones. Es cierto que algunas son insignificantes y otras algo más importantes pero lo importante es que todas ellas tendrán una repercusión. Evidentemente cuando más importante sea la decisión, mayor será su efecto, pero debemos tener claro que todo lo que decidimos tiene una consecuencia.

El método 10/10/10 se basa en realizarse a uno mismo 3 preguntas antes de tomar cualquier decisión.

¿Cómo me sentiré sobre esto 10 minutos?

¿y en 10 meses?

¿y en 10 años?

Si consigues interiorizar estas cuestiones y las estableces como costumbre, ahorrarás sin darte cuenta. Otra pregunta que puedes sumar a estas es la de ¿realmente lo necesito? En muchas ocasiones hacemos cosas porque nos apetecen pero que podríamos ahorrarnos o sustituirlas por otras y ahorrar. Por ejemplo, ir a comer fuera con amigos o compañeros. Nos apetece y está bien para sociabilizarnos pero es dinero gastado que podrías ahorrar. En lugar de eso, sustituid la comida por un café, o estableced una regla y que cada semana uno invite en su casa. A la larga será mucho más económico para ti.

Por otro lado, esa prenda de ropa que has visto y quieres comprarte o el nuevo modelo de móvil que ha salido al mercado. ¿Realmente lo necesitas? ¿Cómo te sentirás sobre ello a los 10 minutos? ¿Y en 10 meses? En la mayoría de casos desestimarás la compra y eso te permitirá ahorrar dinero. Si por el contrario la respuesta es Sí, ¡genial! tendrás la certeza de que has invertido bien tu dinero y por mucho que suponga un gasto en tu cuenta, no te sentirás mal por haberlo hecho.

La ventaja de este método es que sin darte cuenta estará adquiriendo una costumbre positiva. Optar por la opción correcta, a la larga, será mejor para tu bolsillo.