Consejos para ahorrar dinero: 10 Pequeños cambios que hacen fácil ahorrar dinero cada dia.

Si siempre estás preocupado acerca de dónde vas a conseguir los próximos Euros o si estás planeando una gran compra como un coche, una casa o una boda, entonces existen muchos cambios que puedes llevar a cabo y que te ayudarán a ahorrar. Es verdad que cuando se trata de ahorrar dinero es más fácil decirlo que hacerlo, pero no es hasta que miras más de cerca que te das cuenta de todas aquellas compras innecesarias que realizamos cotidianamente.

Aunque parezcan que son unos pequeños gastos, estos se pueden acumular muy rápidamente e impedir que puedas ahorrar cientos e incluso miles de euros al año. ¿Pero qué hábitos puede eliminar o cambios en el estilo de vida puede realizar para poder ahorrar dinero? Estas son algunas de las formas más efectivas y fáciles de ahorrar

1. Nunca compres impulsivamente

Cuando salgas a comprar y veas un producto que quieras tener, PÁRATE, toma aire y sal de la tienda. Actúa de la misma forma si estás navegando por internet y estas a punto de comprar algo, guarda la página y vuelve más tarde. En muchos casos, te vas a dar cuenta que ese “¡Necesito tenerlo!” se convierte en un simple “no es para tanto”.

Si tras unos días aun quieres o necesitas el producto, entonces ha pasado la prueba. En este caso, puedes ir y comprarlo, sabiendo que, aplazando la gratificación de la compra, estás reduciendo considerablemente el riesgo de malgastar dinero en un producto que nunca verá la luz del día.

2. Gestiona bien tu salario

Justo tras recibir tu salario, dedica cinco minutos depositando tu dinero en varias cuentas. Pon un poco en tu cuenta de ahorros, dedica un poco del dinero para tu jubilación y selecciona la cantidad para pagar todas las facturas esenciales como la luz, el agua, el contrato del teléfono o el alquiler de la casa. Te vas a quedar con una cantidad de dinero mucho más manejable para gastar en comida y en otros productos no esenciales como ropa o diversión.

Asegúrate que no tienes grandes sumas de dinero a tu disposición para gastar, ya que esta es la mejor forma de ahorrar. Está probado que poner a un lado una pequeña cantidad de dinero cada mes es una de las estrategias de ahorro más exitosas.

3. Tu tarjeta de crédito no existe

Intenta olvidarte de todas tus tarjetas de crédito. Quizás tengas un límite de crédito de 1500 Euros, pero ese no es tu dinero y cualquier cosa que pagues con ese dinero tendrás que devolverlo con intereses. En vez de esto, cuando estés pensando en cuánto dinero puedes gastar, solo piensa en lo que tu tarjeta de débito te está diciendo. Si no tienes el dinero en tu cuenta, entonces no puedes comprarlo. Así de simple.

Las tarjetas de crédito pueden hacerte caer en la tentación de gastar más dinero del que tienes y dejarte cada mes con una factura que puede afectar negativamente a tu habilidad de ahorrar.

4. Crear un presupuesto

Si no tienes un método con el que hacer un seguimiento de tus gastos, entonces te será muy difícil ponerte unas metas de ahorro realistas. Hacer un presupuesto no toma más de 5 minutos. Todo lo que tienes que hacer es escribir tus gastos cada mes e incluir todo el dinero que entra en casa mensualmente, dejando al final el dinero disponible. Entonces vas a poder establecer metas de ahorro que sean factibles y una fecha en las que conseguirlas. Este simple proceso puede ser enormemente beneficioso y te permitirá centrarte en la meta final.

Aquí tienes un ejemplo de presupuesto simple:

Ingresos mensuales después de los impuestos: €2,000

Gastos mensuales

Alquiler o gastos de la hipoteca: €600
Facturas del hogar: €150
Contrato del teléfono móvil: €30
Comida: €200
Gasolina: €100
Ropa: €100
Socializar: €150
Misceláneos: €150

Gastos totales: €1480

Esto significa que puedes ahorrar 350 Euros al mes muy cómodamente, incluso teniendo 170 Euros como un colchón de seguridad. A lo largo de un año, ahorrar 350 Euros al mes te dará 4200 Euros para tus proyectos a largo plazo.

5. Cancelar las suscripciones que ya no uses

Una de las formas más comunes con las que malgastamos dinero es al suscribirse a servicios que casi no usamos. Si estas pagando 30 Euros por una membresía a un gimnasio al que solo vas 2 veces al mes, entonces estás pagando 15 Euros cada sesión. Esto es un gran desperdicio de dinero. En vez de esto, cancela tu membresía al gimnasio y sal a correr o montar en bicicleta. No solo es más barato, pero también es una fantástica forma de pasar más tiempo fuera de casa.

Otras suscripciones que pueden estar haciéndote gastar más dinero del necesario son los planes de televisión, aplicaciones de pago, streaming de música, periódicos y revistas.

6. Consume menos

Es tal el consumismo hoy en día que muchos de nosotros gastamos dinero sin tan siquiera pensar. Cambiar todas esas bebidas o cafés por agua y salir de casa con la botella de agua para rellenarla puede ahorrarnos fácilmente 5 Euros al día. De la misma forma, es importante que pares de picar cuando está en casa. Si tienes hambre después de haber comido, entonces tienes que incrementar el tamaño de las porciones de comida, ya que esto te costará mucho menos. ¿Te gusta tomarte un vaso de vino tras el trabajo? Entonces en vez de pagar mucho más por una copa de vino en bar, tómatelo en casa.

7. Busca códigos promocionales a través de internet

Antes de comprar algo por internet es importante que siempre hagas una pequeña búsqueda de códigos promocionales para esa tienda en específico. Es increíble cuántas veces podemos encontrar un cupón de 20% de descuento tras solo un par de minutos de búsqueda. En muchos casos, lo único que tienes que hacer es incluir el código de descuento en el carrito de comprar y recibirás el descuento de forma automática. Haz esto un par de veces al mes y verás como tus ahorros se van sumando.

8. Cambia tus hábitos alimenticios

Ir a tu tienda local cada día puede que sea la forma más conveniente de hacer tus compras, pero seguramente no sea la más económica. En general, hacer una gran compra semanal o cada dos semanas en la que compres grandes cantidades es mucho más barato que hacer pequeñas compras más frecuentemente.

También hay una gran diferencia entre los supermercados de bajo coste y los supermercados premium, pero estas diferencias son subjetivas. Si no eres un fanático de los productos premium, puedes probar los supermercados de bajo coste y ahorrar dinero.

En vez de comprar comida procesada con precios altos y bajos valores nutricionales, te recomendamos que compres comida fresca y que cocines. Haz suficiente para tener listas varias comidas a la semana y seguramente vas a poder reducir gastos.

9. Recicla tus antiguos teléfonos móviles, DVDs y CDs

Muchos de nosotros tenemos una gran cantidad de juegos antiguos de ordenador o videoconsola, teléfonos móviles, DVDs y CDs tirados por casa que podrían convertirse un dinero. Seguramente no puedas recibir mucho, pero lo que recibas será mucho mejor que nada.

Pequeños cambios producen un gran ahorro.

De forma aislada, cada uno de los siguientes pasos no representa un gran cambio, pero cuando se combinan pueden suponer un gran ahorro que nos ayude a conseguir todas nuestras metas a largo plazo.