6 errores financieros que te impiden ahorrar

A diario cometemos errores financieros que no nos dejan ahorrar todo lo que nos gustaría.

En general, gestionar una economía doméstica no es complicado. Solo debes respetar una regla básica: no gastar más de lo que ganas. No obstante, lo que parece sencillo no lo es tanto. Frecuentemente comentemos algunos errores y si estos se van acumulando, ahorrar puede resultar imposible.

En ocasiones anteriores, os hemos dado algunos trucos para mejorar las capacidades de ahorro. En esta ocasión, desde Wonga queremos mostrarte cuáles son los errores financieros más comunes y que debemos evitar. De esta forma conseguirás una economía mucho más sana y llegarás a final de mes sin preocupaciones.

No ahorrar cada mes una parte del salario

Si tu objetivo es conseguir ahorrar debes plantearte metas fijas cada mes. Por ejemplo, una buena idea es crear una cuenta de ahorro y destinar cada mes el 30% de tu sueldo a ella. Todo dependerá de tus gastos y de tu sueldo pero lo ideal es intentar ahorrar el máximo cada mes.

Usar los ahorros para gastos no indispensables

Frecuentemente, “tiramos” demasiado de los ahorros. Cada vez que nos surge un gasto extraordinario, lo cubrimos con lo que hemos ahorrado. Es verdad que los ahorros están en gran parte para eso, pero no debemos confundirnos. Únicamente deberemos usarlos si el gasto es indispensable. Es decir, si tenemos facturas pendientes, deudas acumuladas….Pero no podemos caer en el error de usar los ahorros para gastos efímeros como rebajas o caprichos porque no conseguiremos ahorrar.

errores financieros

No controlar las tarjetas de crédito

En ocasiones disponemos de varias tarjetas de crédito que usamos aleatoriamente sin control. Estos gastos se verán repercutidos en nuestra cuenta en algún momento u otro y es posible que no contemos con ellos. Esto puede hacer que no ahorremos o que lo que teníamos ahorrado para cosas “importantes” desaparezca cuando lleguen los gastos del banco.

Las tarjetas de débito, suelen ser una buena opción pero, si quieres escoger un producto bancario adecuado, ¡revisa nuestros consejos!

Gastar por encima de tus posibilidades, uno de los errores financieros más comunes

Con esto, nos referimos a todos aquellos gastos que responden a modas, como por ejemplo cambiar el móvil cada poco tiempo, comprarnos un coche más nuevo o contratar una hipoteca sobre una vivienda que tiene un precio más elevado del que nos podríamos permitir.

También gastamos mucho dinero en moda y a veces, aunque sea de rebajas, debemos controlar el dinero que destinamos a estas cosas.

Es importante que seamos consecuentes con nuestros gastos. A todos nos gusta tener lo último en tecnología o la casa de nuestros sueños pero tenemos que ser realistas. Si vivimos por encima de nuestras posibilidades no sólo no conseguiremos ahorrar sino que acumularemos deudas.

Tener demasiados “extras”

Pequeños extras como el café de la mañana en el bar, los refrescos de la oficina en la máquina del vending o la coca cola de la tarde con tus amigos van sumando y a final de mes habremos gastado más de lo que pensábamos. Si modificas estos pequeños hábitos te darás cuenta que ahorras sin darte cuenta.

Por otro lado, comer en restaurantes o bares de manera continuada puede resultar un gasto elevado a final de mes. Esto no quiere decir que no podamos salir de casa o que no podamos disfrutar pero debemos controlar qué tan asiduamente lo hacemos.

No disponer de un presupuesto

Esta es la norma estrella. Para controlar los gastos, lo mejor que puedes hacer es crear un presupuesto mensual. Divide los gastos en partidas (por ejemplo: facturas, comida, transporte, vivienda, extras y ahorro) y márcate objetivos a cumplir. Es importante que nuestro presupuesto sea realista y adecuado a los gastos que tenemos. A final de mes revisa tus cuentas y fíjate si has cumplido esos objetivos. Si consigues ajustarte a ese presupuesto conseguirás ahorrar la cantidad que te propongas.